Protección de datos: vital para la empresa móvil

La empresa móvil no debe dejar rezagada la protección de datos

Estamos viviendo en la era de los datos, están por todas partes, con cada vez más herramientas a la mano para analizarlos y aprovecharlos. Son una herramienta poderosa de inteligencia, de mercadotecnia, de ventas y siendo así, ¿por qué entonces no se les protege con ahínco la mayoría de las veces? Cualquier empresa móvil debe considerar la protección de datos una prioridad, precisamente porque se han vuelto parte importante del funcionamiento de las mismas.

Las nuevas tecnologías han tenido un impacto positivo en las empresas, han mejorar su productividad y eficiencia a múltiples niveles, pero aún falta mucho en materia de protección de datos. Algunos ni siquiera están conscientes de que existen normas y reglamentos asociados a esto en varias partes del mundo con el objetivo de garantizar la seguridad no solo de las empresas, sino de los muchos usuarios que existen y que interactúan con ellas, tanto empleados como clientes.

La protección de datos es especialmente delicada cuando se opera, con transacciones con tarjetas de crédito, o con información delicada de pacientes o clientes. Mientras las empresas se vuelven más eficientes operativamente, más urgencia habrá en proteger datos, sobre todo si estos llegan a la nube.

Es hora de poner la protección de datos en marcha

Por suerte, la tecnología en soluciones de seguridad también sigue creciendo a la par de otras herramientas y sistemas, es decir, que la protección de datos nunca quedará relegada a menos de que la misma empresa no la tome en cuenta.

Ante una era de autonomía, automatización y eficacia, la empresa móvil debe ser lo suficientemente responsable como para cuidar también los datos como es debido.

No importa a qué escala se utilicen los datos. No importa si son para investigación de mercado, para administración o para análisis, estos siempre deben tratarse con el cuidado necesario. Debemos proteger quién, cómo y cuándo tiene acceso a la información, generar los permisos adecuados, saber quién puede tener accesibilidad y quién no. Y esto es tan solo el mínimo de lo requerido, el primer paso. Hay que habilitar tecnologías y protocolos de seguridad. Todo empieza, claro está, con un buen comportamiento de los empleados y encargados, pero se redondea con una estrategia tecnológica que vaya a la par.

La empresa móvil debe asegurarse de proteger la información, proteger la red. Si quieres saber más sobre protección de datos, contáctanos, podemos asesorarte.