Mitos de Internet of Things que debes dejar atrás

¿Cuáles son los mitos del Internet of Things que vale la pena olvidar para poderlo aprovechar mejor?

Vemos que la tecnología se apodera de la vida cotidiana y de las empresas, y la idea nos parece fascinante, pero a la vez, no podemos evitar sentir cierta aversión por algunas cosas, en especial cuando nos dejamos llevar por mitos escuchados en otro sitio, o creados por concepciones culturales erróneas. El Internet of Things es un claro ejemplo de eso que nos fascina y a la vez nos asusta: nos parece salido de una película de ciencia ficción, pero la tecnología es ya tan cercana a nosotros, tan palpable, que es imposible seguirlo tomando como fantasía, al contrario, es momento de innovar con ella, en especial en las empresas.

Existen muchos mitos alrededor del Internet of Things por esa naturaleza dual que posee, lo que ha provocado que muchos empresarios aún se resistan a acoplar este tipo de tecnologías dentro de sus propias compañías. Hoy vamos a ocuparnos de los 3 mayores mitos, para invitarte a que pruebes algo nuevo e innovador en tu empresa que incluya al Internet of Things una vez que se aclaren tus dudas.

1.Los precios de IoT son inaccesibles: Internet of Things no es gratuito y algunas cosas pueden parecer caras, pero tampoco es algo que se escape de un presupuesto consciente, y además todo depende de qué se contrate y cómo se use. Lo que debemos tomar en cuenta en este sentido, es que IoT es una inversión y que, con el tiempo, se notará una reducción de costos en muchos servicios gracias a esa misma inversión.

2.Internet of Things es inseguro: como todo lo que está en la red, IoT también es susceptible a ataques, es cierto, pero cualquier dispositivo lo está si los desarrolladores, proveedores y servidores no son profesionales, no se auditan o no se actualizan. Con una buena asesoría y un buen proveedor, te aseguramos que tus dispositivos y sistemas conectados con Internet of Things estarán seguros como lo deseas.

3.Internet of Things no es adecuado para PyMEs: muchos creen que solo una gran empresa puede echar mano de IoT, pero este puede ser una gran ayuda para alcanzar objetivos de cualquier tipo de empresa, incluso de las más pequeñas, con usos distintos como reducción de costos, acceso más rápido y fiable a la información, conectividad y más.

Así que ya lo sabes, el Internet of Things no es excesivamente caro, no es inseguro ni está hecho solo para las grandes empresas. Así que contacta con un experto y empieza ya a conectar tu negocio.